martes, 26 de julio de 2016

De paseo por el Totonacapan

Escrito por: Carlos Salvador Basaldua Mendoza, alias Kazbam

Veracruz es un estado largo, largo de México. Gran parte del litoral atlántico de este país corresponde a las playas de dicho estado libre y soberano. Y hace unos días anduvimos de paseo por el Totonacapan.

Así, Totonacapan, es como le decían los mexicas hace unos 500 años a la región habitada por el pueblo tachihuiin o totonaco.[1] Totonacapan es una palabra en náhuatl y es la unión del etnónimo "totonaca" con el locativo "pan". Aunque la palabra que emplean para llamarse a sí mismos y en su idioma es tutunakú que, según estudios lingüísticos, se deriva de tutu, tres; y nacu, corazón. No, no se supone que los totonaca tengan tres corazones, esos son los octópodos[2] y sí, me sé el dato porque vi Finding Dory. Los tres corazones de los totonaca son los tres grandes centros ceremoniales de este pueblo: Tajín, en Papantla; Zempoala, cerca de la antigua fundación del Puerto de Veracruz y Yohualichan, en la Sierra Norte de Puebla.[3]


Tomada de TECTÓNICAblog
Y sí, aprovechamos la visita al Totonacapan para pasar por el Tajín. Déjenme hacer aquí un paréntesis interesante. En muchas zonas arqueológicas del país se comercian recuerditos, reproducciones miniatura de templos, estelas e iconografía prehispánica. Me ha llamado mucho la atención que en zonas zapotecas, mixtecas, otomíes y mayas, que son las que he visitado con mayor frecuencia, siempre predominen las piedras del sol, que son mexicas, y las pirámides teotihuacanas. Acá en el Totonacapan no. Acá abundan las reproducciones del Templo de los Nichos y los juguetes de Voladores de Papantla. Percibimos una especie de orgullo totonaco que no le pide nada a la zona centro del país, y es lindo ver algo así. Incluso la señora que nos vendía sombreros y aguas en el estacionamiento nos compartió, orgullosa, algunas palabras en totonaco. (Mismas que ya se me olvidaron porque sonsamente no las apunté.)

Además del Tajín y otras zonas, fuimos a dar una vuelta a Papantla y sí, sus hijos vuelan, y de bien pinche alto. El mástil que utilizan los voladores en su tierra tiene una altura de 35 metros desde el suelo y está colocado en el atrio de la Parroquia de la Asunción que, debido a la inclinada topografía del pueblo, de un costado se eleva unos 10 metros sobre el nivel de calle. Sí, los voladores se avientan desde 45 metros.


Nos metimos a un mercado que está frente a la parroquia y que no sé cómo se llama. Y ahí dentro, en su segundo piso hallamos unos locales de zacahuil. ¿Qué es eso? Le preguntamos a la señora que nos lo ofreció desde atrás de una barra y un par de ollas de peltre. Nos explicó que es un platillo a base de masa (de maíz) martajada, mezclado con chile guajillo y carnes de cerdo y pollo. Éste se prepara en las ollas mencionadas mediante un proceso de horneado que dura entre doce y catorce horas. Obviamente, nos aclaró, esto se hace durante toda la noche. Al parecer, la palabra zacahuil proviene del teenek, o huasteco y significa bocado grande.[4] Existe una versión de zacahuil que es una especie de tamal gigante.


Y antes de que se me olvide, en el jardín central de Papantla nos encontramos con unos músicos de huapango, estilo musical clásico de los teenek. Sí, los teenek y los totonaca intercambian tanto palabras como música y eso se debe a que la huasteca veracruzana[5] colinda con el Totonacapan.


Después anduvimos vagando un poco por las calles papantleñas hasta que, ya con intenciones de volver a Tecolutla, donde nos hospedamos, paramos frente al Mercado Municipal. Ahí pudimos degustar unas deliciosas enchiladas de a cinco por diez pesos. Sí, hago énfasis en el precio porque la verdad es que están deliciosas y sumamente baratas.


Espero que podamos volver pronto al Totonacapan. Es la onda.



[1] http://www.nacionmulticultural.unam.mx/100preguntas/pregunta.php?num_pre=4
[2] https://es.wikipedia.org/wiki/Octopoda
[3] Masferrer Kan, Elio, Totonacos, México, CDI-PNUD, 2004, p. 6.
[4] http://www.papantlaenlanoticia.com/2008/11/zacahuil-un-platillo-para-los-dioses.html
[5] A la región Huasteca, los mexicas le decían Huastecapan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por tus comentarios, serán respondidos a la brevedad. Si deseas enviar un comentario personal al autor, pasa a la sección Contacto. También te recomiendo leer unas sencillas reglas antes de comentar. Gracias.